Ronaldinho marca un hat-trick

Ronaldiño- Interespacio.net

La goleada al Siena (4-0), con un triplete de Ronaldinho y otro tanto de Marco Borriello, colocaron al Milán a seis puntos del líder Inter y el campeonato se reabre sobre todo en vista del derbi milanés de la próxima jornada.

Mientras, la Juventus certificó su crisis al caer ante el Chievo Verona (1-0) y ahora ve escapar incluso el cuarto puesto.

El ‘hat-trick’ de Ronaldinho, quien volvió a bordar una gran actuación, mete presión al Inter, que la próxima jornada puede ver como en el derbi el Milán se le coloca a tres puntos y tiene además un partido que recuperar.

La expulsión del portero del Bari a los diez minutos puso de cara el partido para los milanistas

El equipo de José Mourinho tropezó contra el Bari al empatar 2-2 y el Milán últimamente no falla una, sobre todo gracias a un renacido “Roni”.

Aunque esta vez el equipo del brasileño Leonardo estuvo favorecido por la expulsión a los diez minutos del portero adversario, Gianluca Curci, que forzó un penalti que transformó Ronaldinho (m. 12)

El Siena, que a pesar de ser el farolillo rojo del campeonato había puesto en dificultades al todopoderoso Inter la pasada jornada, tuvo una buena oportunidad de gol para lograr el empate por medio de Massimo Maccarone, que falló solo ante Dida en el minuto 26.

Dos minutos más tarde, el Milán castigó a los visitantes con un gol de Borriello (m. 28)

El Siena no superó el golpe y sucumbió ante un Milán que últimamente no perdona y sobre todo ante un Ronaldinho que atraviesa el mejor momento de forma desde que llegó al ‘calcio’.

‘Ronie’ se encargó del resto de la goleada cabeceando un córner (m.72) y firmó su ‘hat trick’ con un potente disparo desde la izquierda del área (m.89)

La crisis de la Juve, en aumento

Si el Milán se propone como el equipo capaz de dar un susto al Inter, la Juventus levantó la bandera blanca.

El equipo de Ciro Ferrara sucumbió ante el Chievo Verona, que ganó sin demasiados esfuerzos con un golazo de Gennaro Sardo (m. 33), y volvió a demostrar sus problemas, sobre todo en la delantera.

La falta de delanteros tras las lesiones de David Trezeguet y Vincenzo Iaquinta y con Amauri sancionado obligó al técnico juventino a echar mano del canterano Michelle Paolucci y confiar en el capitán Alessandro del Piero, algo desdibujado en lo que va de temporada.

Un nueva derrota que podría costar el puesto a Ferrara, que por el momento se había salvado de la destitución tras eliminar al Nápoles en octavos de la Copa Italia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *